7 consejos prácticos para teletrebajar

Actualizado: ago 22

Después de un año de pandemia, hay una cosa clara: el teletrabajo ha venido para quedarse. Pero esta manera de trabajar ha arrastrado nuevas patologías. Cuando menos, muchas veces, en las casas, no tenemos las condiciones ideales, y el último año nos los fisioterapeutas están encontrando con muchas consultas sobre este tema a nuestras consultas de fisioterapia. El principal consejo es moverse, porque el gran mal de una postura sostenida es la estática, que comporta compresiones siempre al mismo lugar. Si estamos teletrabajando pongámonos una alarma al móvil y, si podamos, levantémonos y movemos no es cada hora o 45 minutos.


Por esta razón, los fisioterapeutas, como el caso de Mans de Sant, el centro de fisioterapia de Sant Cugat del Vallès, proponen algunos consejos prácticos para teletrabajar:


1. Ajustar la altura de la silla hasta que sea cómoda. No hay una sola postura correcta.

Es importante ir cambiante de posición de vez en cuando y no permanecer sentado durante más de una hora. Por ejemplo, levantarse para hablar por teléfono es una manera fácil de cambiar de postura.

2. Escoger la mejor distancia entre nosotros y la pantalla del ordenador para estar

cómodo. Tiene que estar ante el jefe y a nivel de los ojos, permitiendo que el cuello esté recto.

3. Poner los brazos sobre la mesa para escribir, evitando movimientos repentinos y con buena postura para mover el ratón.

4. Horarios. La inactividad y el sedentarismo ayuda a desarrollar enfermedades como la diabetes, la obesidad, enfermedades del coro, dolor muscular y articular. Por eso, hay que programar una serie de pausas durante la jornada laboral.

5. Ejercicios ligeros. El mejor, siempre que sea posible, es practicar ejercicios ligeros a casa durante estos momentos de pausa al trabajo, como andar para activar los músculos y el sistema cardiorespiratorio.


Otra propuesta rápida y sencilla es levantarse y dibujar círculos con las caderas,

aprovechando también la oportunidad de abrir y cerrar los brazos o levantar los pies para estirar las extremidades.


Además de estos pequeños ejercicios, se pueden hacer algunos de más intensos, como por ejemplo sentar y levantarse sin soportar el peso corporal durante 30 según seguidos, una actividad que se tiene que repetir unas cinco o seis veces en el día. También es aconsejable levantar las rodillas alternativamente o, todavía mejor, bailar durante una de las pausas programadas, para liberar tensión.


Y una vez que la jornada laboral se ha acabado en casa, media hora de ejercicio diario. Esto asegura un día eficaz y saludable.


6. Hace falta también una buena organización de la jornada en un espacio aseado con luz natural. También es importante mantener un ritmo alimentario saludable, así que hay que evitar comer mientras se trabaja.


7. Vais a un profesional. La persona que sufre dolor o molestias persistentes a pesar de estas recomendaciones tiene que consultar un fisioterapeuta, puesto que son los profesionales calificados para atender este tipo de enfermedades.



5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo