Radiofrecuencia con Indiba para el dolor y las contracturas

La radiofrecuencia, de forma genérica, se clasifica como electroterapia y los dispositivos normalmente funcionan con corrientes en un rango de 30.000 Hz a 30 MHz. La radiofrecuencia se ha utilizado tradicionalmente para aumentar la temperatura del tejido local y generar calor.


La terapia con radiofrecuencia se usa ampliamente para tratar muchas afecciones, como: dolor crónico, flacidez de la piel, contracturas musculares, acumulación de grasa y rehabilitación. En Mans de Sant, el centro de fisioterapia de referencia de Sant Cugat, utilizamos la terapia de radiofrecuencia con Indiba.


Los efectos del tratamiento dependen de la temperatura alcanzada y del tiempo que la temperatura se mantiene en la zona tratada.


Lo que hace que Indiba sea diferente y única es la frecuencia fija de 448 kHz. Los estudios han demostrado que a 448 kHz, Indiba puede estimular la proliferación de células madre (2, 3), inhibir los depósitos de grasa (4) y ser capaz de estimular los condrocitos (células involucradas en la formación del cartílago) para aumentar la proliferación del cartílago (3) estudios in vitro.


Estas propiedades convierten a Indiba en una tecnología vital para la regeneración tisular, control de la acumulación de grasa, mejora de la celulitis, tratamiento pre y post cirugía, cicatrización de las heridas.


Los tratamientos con INDIBA® han sido conocidos anteriormente con otros nombres, como TEC o TECAR, y algunas personas incluso se refieren a nuestra tecnología como tecarterapia. También hemos introducido el concepto del Proionic System.


La investigación y el uso de Indiba no se limitan a los seres humanos y también se pueden usar para aplicaciones en animales para mejorar el rendimiento, prevenir lesiones y acelerar su recuperación.



Entradas Recientes

Ver todo