Ponerse en forma sin lesiones

Ponerse en forma no siempre es fácil y, a veces, la prisa o el exceso de ganas acelerar el proceso, nos pueden encaminar a una serie de errores que acaban suponiendo el efecto contrario al deseado. Hay muchas aseveraciones respecto a todo el que rodea el tema de hacer ejercicio o ponerse en forma que no casan con la realidad, que son leyendas o mitos que se tienen que rechazar. Es necesario corregir algunos hábitos que se adquieren por desconocimiento o por los motivos que sean, y que el único que hacen es perjudicar los objetivos marcados. A Mans de Sant tenemos mucha experiencia en Sant Cugat en tratamientos de fisioterapia para evitar lesiones.


Por ejemplo, no para entrenar más significará que se ha hecho mejor. Un sobreentrenamiento puede ser muy nocivo y puede provocar una serie de lesiones que, a la larga, harán que todo este tiempo sea perdido. Es básico, durante los entrenamientos, establecer los tiempos de recuperación necesarios, no los que nos apetezcan. Un criterio apto, en este sentido, evitará lesiones y otros contratiempos. Hace falta, pero, un profesional nos aconseje sobre esta materia. Otro error que cometen muchos principiantes es el de empezar con un exceso de fuerza los primeros días, sin ningún tipo de planificación ni programa. Tenemos que tener paciencia y constancia y no quererlo quemar todo deprisa y sin pensar. Por eso, tenemos que desconfiar de quien nos garantice resultados inmediatos.


Es importante saber que, para notar realmente los beneficios del entrenamiento es imprescindible tener mucha constancia y un periodo mínimo de seis meses para poder evaluar con corrección si todo funciona cómo es debido. De manera progresiva Ejercitarnos de manera progresiva, sin abusos, pero, tampoco conformándonos con poco, es la cantidad ideal. La balanza tiene que estar equilibrada y el reto tiene que ser que los entrenamientos o los ejercicios sean moderados, es decir, que el día siguiente no notamos dolor ni un exceso de cansancio.


Un error muy frecuente es el de pensar que por el sol hecho de ir al gimnasio, basta. Si vayamos al gimnasio y el resto de días no nos movemos de la silla o del sofá, no lo hacemos bien. Si no vigilamos la alimentación, también caemos en un nuevo error. Practicar un deporte o hacer ejercicio, tienen que ir estrechamente vinculados a movernos, a andar o a subir o bajar escalas cuando tenemos la ocasión.


Entrenamiento tiene que ser con fisioterapia en Sant Cugat

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo