Cuidado con las lesiones cuando llevamos equipajes

Empiezan las vacaciones y con ellas los viajes. Llevar arriba y abajo las pesadas maletas, deshacer y hacer el equipaje es uno de los peores momentos de estos deseados momentos. Siempre que viajamos tenemos que tener muy claro qué tipo de equipaje es lo más adecuado para nuestras necesidades, según las cosas que nos queramos llevar, los medios de transporte que queramos coger, el destino elegido, la ruta que seguiremos y nuestra condición física.


El Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña han realizado una serie de recomendaciones para ayudarnos a elegir correctamente entre maletas, mochilas y bolsas, y como es debido cargarlas y llevarlas. Como centro colegiado, Mans de Sant, el centro de fisioterapia de Sant Cugat, se vuelve a hacer eco de estos consejos.


En cuanto a maletas, por ejemplo, las adecuadas son las que tienen cuatro ruedas, que podemos llevar deslizante a nuestro lado. Las de dos ruedas comportan más pes y según la medida podrían provocarnos lesiones, sobrecargas, tanto al hombro como al codo.


Los fisioterapeutas alertan también sobre el momento de colocar maletas, bolsas o cualquier otra cosa que decidimos llevar, dentro del maletero del coche o de los compartimentos del tren o del avión: son acciones que comportan cargar y elevar diferentes pesos y volúmenes a diferentes alturas y podrían acabar causándonos mal de espaldas o de hombros.


Para evitar lesiones, podemos levantar los bultos de tierra manteniéndolos tan cerca del cuerpo como nos sea posible, flexionando rodillas y en una apertura de brazos que no supere los treinta y cinco grados sobre el plan frontal. Y no hay que hacerse el valiente, si nos hay que contar con la ayuda de alguien, la pedimos. Nuestros hombros, zona lumbar y cuello nos lo agradecerán.


Regular la mochila

Si practicamos el turismo de mochila, hay que velar porque la medida sea la adecuada y porque se nos acople correctamente a las espaldas, regulando bien las correas. Sería interesante también abrochárnosla en la cintura para evitar que se menee y nos perjudique hombros o espalda. La longitud adecuada de las correas evitará que, al cargarnos o descargarnos la mochila, nos hacemos daño eructando excesivamente cuello u hombros.


Y como siempre decimos, ante la duda, se aconseja consultar un fisioterapeuta de confianza.





2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo