Así tratamos los ligamentos lesionados


Para el buen funcionamiento del centro es muy importante seguir los protocolos, de esta manera los pacientes sabrán en cada momento que cualquier persona del equipo de Mans de Sant le puede seguir el tratamiento en caso de que sea necesario, ya que damos prioridad a seguir una frecuencia lógica del tratamiento.


Según la ley de Hilton los nervios que intervienen en una articulación también se dirigen a los músculos que mueven esta articulación y la piel que cubre las inserciones de estos músculos.


Según esta ley podemos sacar la conclusión de que si un ligamento no está en condiciones, es decir, que tiene roturas fibrilares, y cómo consecuencia de ello en la zona residen sustancias pro inflamatorias e irritantes como la histamina, la bradicina, etc… el músculo que está justo encima de este ligamento o que mueve la articulación, se tensará para no permitir que se lesione más, de tal forma que el músculo estará en constante contracción, con el malestar y dolor que ello conlleva (contractura, falta de irrigación, falta de elasticidad, inflamación, dolor), por otro lado la articulación de las vértebras se puede ver afectada. Es decir, que si el músculo de encima de la articulación está en constante contracción, las carillas articulares se pueden pegar y dejar de haber movimiento entre ellas, es lo que se conoce como lesión osteopática, cuando se libera esta articulación hace el chasquido típico que todos conocemos.


Bien, como podemos comprobar, todo ello es un círculo vicioso. Existen técnicas que para solucionar el problema recurren a las manipulaciones, es decir, se separan las carillas articulares de forma brusca con el objetivo de liberar estas carillas, en nuestro protocolo no incluimos este tipo de manipulaciones porque creemos que, según nuestra filosofía, puede ser perjudicial, ya que para hacer una manipulación debemos llevar al máximo de estiramiento los ligamentos que recubren la cápsula de tal manera que si este ligamento ya está lesionado, con el estiramiento lo podemos lesionar todavía más, en un primer momento puede que alivie, pero más adelante podemos tener dolores más frecuentes y recurrentes y perjudicar los ligamento de la cápsula que se puede laxar, y por lo tanto como contrapartida los músculos se tensarán para sustituir el ligamento.

Toso ello ocurre con mucha frecuencia, y por eso en Mans de Sant aplicamos protocolo de tratamiento acorde con nuestra filosofía, es decir:

  • Somos cazadores de ligamentos lesionados. Siempre tenemos que mirar si hay ligamentos que sean susceptibles de ser trabajados!

  • Tenemos que aportar sangre a la zona. Con la sangre aportamos nutrientes y oxígeno a los tejidos y hacemos que se eliminen las sustancias pro inflamatorias e irritantes.

  • Elastificamos los tejidos, pero siempre y cuando el ligamento esté bien; es decir, si no está bien, estiraremos un músculo que está en constante contracción para proteger precisamente un ligamento y con el estiramiento o manipulación podríamos perjudicar aún más la condición.

  • Ejercitaremos el músculo, los músculos que no se usan o se usan mal pierden fuerza y contractibilidad, es por ello que mediante los ejercicios de fuerza podemos ayudar al normal y más eficaz trabajo del mismo.

Por todo ello:

  • Mediante la técnica Cyriax rompemos adherencia y tejido cicatrizal

  • Mediante el masaje y el Cool Roller massage relajamos la musculatura y aportamos sangre y nutrientes a la zona lesionada.

  • Mediante el CR massage y el masaje profundo, relajamos, desinflamamos y anestesiamos la zona.

  • Mediante los estiramientos damos elasticidad al tejido.

  • Mediante los ejercicios de fuerza potenciamos y ayudamos a la máxima recuperación del músculo.


Para todo ello debemos saber exactamente que hay lesionado, ello se consigue mediante las pruebas manuales y visuales, por tanto estas pruebas son parte imprescindible de nuestro protocolo.



fisioterapia masaje en Mans de Sant

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo