El estrés y el criomasaje terapéutico en seco

El estrés se puede definir como la reacción del organismo a los efectos estresantes que son capaces de alterar el equilibrio fisiológico del cuerpo (homeostasis). La noción biológica de estrés fue ideada por e médico canadiense Hans Selye (1984) que utilizó el término “stress” para desgranar el resultado o el efecto producido por los agentes estresantes al actuar sobre el cuerpo.


Otra idea expresada por Selye es la del “síndrome general de adaptación”,que puede definirse como una respuesta inespecífica del organismo al estrés (Traber, 1977). Se sostiene que esta respuesta consta de tres etapas:


Fase de alarma


En esta primera fase de alarma (de lucha o huida), el organismo reconoce el agente estresante y responde produciendo las hormonas necesarias para neutralizarlo. Estas hormonas son el cortisol y las catecolominas.


El cortisol (hidrocortisonas) es una hormona corticosuprarrenal íntimamente relacionada con la cortisona, y regula el metabolismo de las grasas, a carbohidratos, sodio, potasio y proteinas. Las concentraciones de cortisol en la saliva y orina se utilizan como indicadores del estrés.Las catecolominas (norepinefrina,epinefrina, dopamina) son las principales sustancias que se producen en relación al estrés. Las dos primeras tienen una influencia importante sobre el sistema nervioso y cardiovascular, el metabolismo basal, la temperatura y la musculatura lisa.


Posiblemente el CTS tiene una respuesta tan positiva en los pacientes tratados de la zona superior de la espalda, casi todo ellos padecen un alto grado de estrés, con el frío se activa la norepinefrina y la epinefrina, hormonas que luchan contra el estrés y la inflamación.Los niveles urinarios de las catecolominas también se usan como índice de estrés.


Fase de resistencia


Durante la fase de resistencia o adaptación. Durante ella, el organismo trata de restablecer su equilibrio fisiológico y de neutralizar los efectos perjudiciales del agente estresante. Cuando la influencia de ese agente es breve o poco intensa, los síntomas agudos del estrés disminuyen o desaparecen, pero si el estrés tiene consecuencias intensas y prolongadas, se debilita la capacidad del organismo para adaptarse.


Fase de Agotamiento

En la tercera fase el organismo está agotado y no puede responder al estrés. Esta debilidad le vuelve susceptible al ataque de afecciones tales como los trastornos emocionales, alteraciones cardiovasculares, problemas renales y ciertas clases de asma.Una intensa respuesta bioquímica al estrés es la elevada respuesta al cortisol y catecolaminas. En un estudio realizado se midieron las concertaciones de estas hormonas antes y después de aplicar masajes. Las concentraciones de cortisol descendieron siempre después del masaje mientras que las catecolominas permanecieron estable.




1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo