Cool Roller, la mejor herramienta para eliminar contracturas


Los dolores corporales son uno de los principales dolores de cabeza de los deportistas de élite, puesto que una simple indisposición puede suponer abandonar una competición y poner en marcha a rodar toda una temporada de entrenamientos. Con el objetivo de mejorar el tratamiento de estos males, un fisioterapeuta de Sant Cugat del Vallès ha inventado un aparato que combina el masaje con el frío i que ha tenido un gran éxito y aceptación entre el sector. El producto ya se está exportando en varios países de todo el mundo.


La idea salió del centro de masaje Mans de Sant, en Sant Cugat del Vallès. Su propietario, Ivan Alòs, desarrolló el producto después de años de trabajo en el sector de la fisioterapia y de acuerdo con las necesidades que profesionales como él podían encontrarse en su día a día, pero sobretodo, partiendo de su experiencia personal. "Siempre me he dedicado a la fisioterapia y al masaje deportivo, y me diagnosticaron una artritis reumatoide. Por eso, de tanto en tanto las manos me hacen daño, y pensé a idear algún ingenio que pudiera profundizar y hacer la misma fuerza que las manos", señala Alòs.


El objetivo pasaba para alternar el uso de las manos y el aparato, de manera que se pudieran complementar. Alòs tuvo el acierto de pensar a añadir el frío al nuevo producto, aplicando así el que de una manera menos sofisticada ya había incluido en sus sesiones. "Ya trabajaba con crioterapia, es decir, ponía hielo en las zonas donde había trabajado. Es muy efectivo porque ayuda a desinflamar, pero no es muy agradable",reconoce.


Por eso diseñó el aparato de masajes, que ha bautizado como Cool Roller. Se trata de un tubo con una forma parecida a la de un hueso redondeado que se enfría al congelador para aplicarlo posteriormente a las zonas doloridas."El diseño permite que se adapte a todas las partes del cuerpo, cosa que se complementa con tres clases de tapones que ayudan a concretar el esfuerzo en determinados puntos", señala.


Para centros y particulares

La idea de su creador era que el nuevo aparato sirviera para mejorar el trabajo de los profesionales del sector, pero también se ha orientado a los particulares, que lo pueden utilizar para realizar trabajos de relajación muscular en determinados puntos del cuerpo, aplicar pequeños masajes a la cara o reducir los dolores de cabeza. "Se podan realizar técnicas muy complicadas que enseñamos en la universidad, pero también se pueden llevar a cabo de más sencillas concentradas a mejorar la circulación de las piernas y hasta combatir la celulitis".


Por saber como utilizarlo el producto se vende con un DVD donde se explica alguno de los ejercicios básicos y otros de más complejidad, para utilizar sol o en pareja, con la puesta en escena de la nadadora profesional Gemma Mengual, imagen de la marca y también usuaria del centro de masajes de Alòs.


El proceso de creación del Cool Roller ha evolucionado incluso su segundo diseño, el que actualmente se comercializa, y que también permite que se caliente al microondas pera jugar con el calor aplicado gracias al hielo que incorpora la nueva versión y que aguanta tanto el frío como las altas temperaturas. La incorporación del aparato en su centro de masajes ha permitido a Alòs desarrollar nuevas técnicas de acuerdo con las necesidades con que se ha encontrado a lo largo de su carrera. "Se trata de no hacer movimientos largos, tienen que ser cortos y concentrados en una área muy determinada, la que esté dolorida o dónde haya una contractura, y pulsar con la palma de la mano", ilustra.


La aceptación en el sector ha estado más que buena y ya se han comercializado unas 7.000 unidades. Paralelamente, Alòs ha realizado clases sobre cómo trabajar en ferias y en universidades como la de Vic o la Rovira y Virgilio, pero también en el extranjero, en países como Chile, Costa Rica o los Estados Unidos. Uno de los valores añadidos es que lo Cool Roller está fabricado y acoplado íntegramente en Cataluña.






Entradas Recientes

Ver todo